1 mar. 2010

Otro caballo con sentencia de muerte...

En esta entrada ya puse que sacando a mi perro descubrí a un caballo en un descampado. Por lo visto sus dueños lo dejaron allí atado, a la intemperie, sin comida, sin agua... Y encima en medio del temporal de frío, nieve y lluvia que había en esos momentos... El caballo murió.

Pues bien, hoy he ido a sacar a mi perro, y con unos metros de diferencia, otro caballo está en el mismo lugar. Aparte de la diferencia de lugar (unos metros) y del color del caballo (el que murió era marrón y este blanco), hay un diferencia muy importante... No tiene ningún cubo alrededor, ni de comida ni de agua...

Ya sería mucha casualidad que ese caballo no perteneciese a la misma familia cuando está en el mismo sitio. Esto me hace preguntarme lo mismo que en su momento me pregunté: Si no puedes tener a un animal en condiciones, ¿por qué lo tienes?

En serio, ¿amantes de los animales? ¡Y una mierda! En el caso de los caballos, a mí me gustan, pero como sé que no podría mantenerlo o meterlo en mi casa, pues no me lo compro, y eso no me hace menos amante de los caballos. Es más, me hace más amante de ellos que esos desaprensivos dueños de caballos que están en la misma situación que yo y aún encima los tienen.

¿Qué debería hacer? La otra vez tardé en ponerme en contacto con el Seprona y el caballo murió. Puede pareceros una tontería, pero me dolió muchísimo y estuve dos días depre. Podría haberlo salvado y no lo conseguí.

Todo depende de lo que ocurra esta noche. Volveré a sacar a mi perro por allí, si veo que el caballo sigue a la intemperie, es decir, que no se lo llevan para que pase la noche bajo un techo, llamaré al Seprona y daré parte. Y si veo que tampoco tiene comida o agua, idem de idem.

No dejaré que otro caballo muera por culpa de unos pueblerinos ignorantes.

Reacciones: