21 oct. 2009

Curso del 63: 3ª Semana




Guateque


Por fin vimos cómo se divertían los adolescentes de esa época, y los propios alumnos dijeron que no estaba nada mal. Se lo pasaron bien, aunque claro, en comparación con el día a día que llevan, cualquier cosa es bien recibida.


Estoy de acuerdo con Nacho Cano respecto a las fiestas actuales. Antes iba más las miraditas, la conversación, la experiencia y demás; ahora todo se reduce a la discoteca, el ruido dichoso (pum pum pum), y que el tío o la tía se acerque para bailar y/o restregarse con su nueva presa. Punto. La verdad es que da pena.


De las cosas más importantes que pasaron:




1) El Chulo Que Se Queja De Favoritismos:


Vamos a ver, si no para de hacer lo que le salga de los huevos, contesta mal, no se comportas como debe, replica cada dos por tres, cuando le hablan no escucha... ¿Favoritismos? ¿Que le tienen manía?


¡Normal! No es que le tengan manía. Sencilla y llanamente saben que tienen que estar más encima de él porque saben que las cosas le entran por un oído y le salen por el otro; mientras que los otros compañeros, al menos, agachan la cabeza y no se tiran el resto del día replicando...





2) La Modelo y Su Pataleta


PATÉTICO


Así de claro. Me pareció patético que la chica se cogiese tal pataleta por el simple hecho de que tuviese que llevar un pantalón largo, y no corto como ella quería...





3) El Tanga Cortado

Hasta ahora he dado la razón a los profesores, pero aquí reconozco que la profesora se pasó. Nunca hay que olvidar que están en un programa, que todo queda grabado, y que eso lo ven X millones de personas semanalmente...


Las chicas no deberían tener ropa interior que no se usase en el 63, por lo que los tangas fueron requisados... Pero no todos, algunas escondieron alguna que otra prenda.


La profesora encontró dos. Uno de ellos, el de una chica rubia, lo exibió por la habitación como si nada... Y lógico y normal, la dueña de la prenda le pidió que por favor lo guardase. No quería que lo exhibiese, si quería requisarlo, que lo hiciese, pero que no lo fuese exhibiendo por ahí.


Entonces la profesora vió que no la dejaba hablar, que había roto una norma, y cortó el tanga por dos partes.


No lo veo bien. Sí, rompió una de las normas, pero repito, es un programa visto por mucha gente. No tiene ningún derecho a enseñar de esa manera su ropa interior, y mucho menos cortarla. Si se rompe una regla, se castiga a la alumna y se requisa el objeto... Pero, ¿exhibir la ropa interior? ¿Cortarla?


Se pasó. Ahí la profesora se pasó.

Reacciones:

0 comentarios: